Traductor

Seguidores

jueves, 24 de enero de 2013

POR FIN TENGO MI ANGELOTE

Hace ya tiempo que tenía ganas de tener un angelote para la cabecera de la cama, pero por muchos que había visto, no terminaban de convencerme, hasta que en una tienda de manualidades ví uno de resina para pintarlo y fué amor a primera vista, la empleada de la tienda me decía lo bonito que quedaba y yo pensaba: dime lo que quieras que me lo voy a llevar igualmente, et voilà:
está pintado con pintura al agua en blanco roto y oro aplicado a pincel seco, un proceso rapidísimo, por la mañana lo pinté y por la noche ya estaba ahí colgado para velar mis sueños.
Me encanta con ésos mofletes y ésos rizos, solo hago que mirarlo, si hablara me diría que ya vale de mirar, que lo voy a desgastar.
Y ésta va a ser mi aportación al finde frugal de marcela